Higiene dental del bebé
Por:
Jan 22, 2016
Categorías
Higiene dental del bebé

Mi cepillito. Higiene bucal para el bebé. 100% silicona médica.

Limpiarle la boquita al bebé es tan importante como bañarlo. Aún antes de tener dientes, la leche materna o del biberón, pueden causar enfermedades en las encías del bebé.

Una buena higiene oral es el factor más importante para evitar la caries y las enfermedades de las encías como la gingivitis. La caries es actualmente la enfermedad infecciosa más frecuente en la infancia, cinco veces más común que el asma y siete veces más común que la rinitis alérgica y es 100% controlable.

Mientras más temprano se empiece con la higiene bucal en el bebé, mejor, ya que durante los primeros meses de vida, el bebé se encuentra en una fase oral pasiva, en la cual disfruta del masaje y manipulación de su boca.

"Mi cepillito" de Irisana, consiste en un dedal de silicona médica, con un lado de puntos rugosos para masajear las encías y otro lado de cepillo suave para los primeros dientes.

Se recomienda empezar la limpieza de las encías desde el tercer mes de vida, una vez al día, aprovechando el momento del baño. Con la erupción del primer diente de leche (alrededor de los 6 meses), se comienza la higiene bucal dos veces al día: por la mañana y por la noche.

La higiene oral se realiza tanto para establecer unos buenos hábitos orales como para proteger sus dientes de leche.

Es imprescindible que los niños tengan una correcta salud oral y que adquieran rutinas de higiene bucal. Aunque la mayoría de los padres no protegen los dientes temporales, creyendo que es innecesario porque éstos finalmente caerán, son muy importantes en la formación de la dentadura definitiva, y si no se cuidan adecuadamente, pueden aparecer caries, dolores e inflamación de las encías severas. La caries dental con frecuencia puede afectar a los dientes permanentes en desarrollo.

Los dientes de leche son importantes para comer y masticar, indispensable para una buena digestión de los niños y un correcto desarrollo. Además guardan el espacio para los dientes permanentes que se están formando debajo de estos, y los guían para que puedan salir adecuadamente. También, permiten el desarrollo normal de músculos así como de los maxilares. Sirven también para la correcta pronunciación de las palabras.

CALENDARIO DENTAL DEL BEBÉ

Durante la sexta semana de embarazo, comienza la formación de la crista dental.

Entre el cuarto y el sexto mes de embarazo, se forman las partes duras del diente.

Al momento de nacer, las coronas de los dientes de leche, ya están listas.

Por lo general, la preparación para la dentición se inicia cuando el bebé tiene de cuatro a seis meses de vida.

Entre el sexto y el octavo mes de vida, es probable que aparezca como primerizo, un diente incisivo inferior en el centro. Luego seguirán los dientes incisivos superiores centrales y luego los laterales.

Alrededor del 14 mes de vida, aparecen los primeros molares y luego los caninos

A partir del segundo año puede esperarse la llegad de los segundos molares.

NECESIDADES DEL BEBÉ EN ESTOS MOMENTOS DE LA DENTICIÓN

Si de pronto comienza una sensación de hormigueo debajo de la encía o picazón o ardor por culpa de los dientes que están por salir, los bebés sueles ponerse cosas dentro de la boca para masticarlas. Esto les otorga alivio.

Durante es te tiempo se adecuan especialmente para los bebés lactantes, los productos de higiene bucal , que no solo son de su agrado, sino que les brindan un beneficio.

LA HIGIENE BUCAL CORRECTA

Se realiza con cepillos de dientes especiales para bebés.Para realizar la limpieza bucal, el bebé está acostado sobre el cambiador o en la cuna.

La técnica para la higiene bucal de los bebés, empieza por el movimiento de masticación, luego se cepillan los dientes por el lado exterior y por último por el lado interior.

Se cepilla del rojo al blanco, es decir, desde la encía al diente.

Mi cepillito de la línea Irisana baby, es un método higiénico y seguro para masajear y limpiar las encías del bebé y sus primeros dientes.

Fabricado 100% en silicona médica, sin olor ni sabor.
Libre de sustancias tóxicas. No contiene BPA, PVC ni Ftalatos.

Fácil de usar, agradable, suave con las encías.

Modo de empleo:

- Lavar las manos y "mi cepillito" antes de cada uso

- utilizar el lado de puntos rugosos para masajear las encías

- Limpiar suavemente los dientes con el lado "cepillo", realizando movimientos circulares.

- Lavar "mi cepillito" con agua tibia y jabón. Esterilizar con frecuencia. (se recomeinda la Bolsa Esterilizadora para microondas de Irisana)

Deja un comentario